¿Cómo cuido mis labios en verano?

Los labios también se agrietan en verano, incluso más que en invierno. Y es que el calor puede provocar efectos parecidos y también peores que las bajas temperaturas. Además, la falta de hidratación en verano es mayor que en los meses fríos, algo que contribuye a resecar los labios.

Las causas de las grietas en los labios

  • El frío y el calor intenso
  • Los cambios bruscos de temperatura
  • El aire acondicionado
  • Deshidratación
  • Fumar
  • Sensibilidad o alergia a productos de cosmética o jabones.
  • Los labiales permanentes
  • Una dieta pobre en vitaminas A, B y C
  • Morderte o pasarte la lengua sobre los labios

Es un hecho que la sequedad en los labios puede provocar que éstos pierdan su atractivo, ya que se llenan de pieles, pequeñas heridas y los pliegues se hacen más visibles convirtiéndolos en arrugas. Pero, más allá de la cuestión meramente estética, la sequedad puede convertirse en una problemática para nuestra salud. Si las grietas son muy profundas causarán dolor al hablar, masticar e incluso al sonreír.

mouth 2160205 1920

¿Cómo puedo solucionarlo?

  • Utiliza asiduamente un protector labial, tanto en verano como en invierno, (cada vez que los notes secos y SIEMPRE que te cepilles los dientes, ya que la pasta dentífrica los reseca en exceso). Una buena opción es el Atoderm Lèvres de BIODERMA, un stick ultra hidratante que devolverá la belleza a tus labios
  • Bebe mucho líquido
  • Exfolia los labios una vez por semana con la ayuda de un viejo cepillo que ya no utilices
  • Evita utilitzar habitualmente labiales permanentes o brillos que los resequen